viernes, 30 de abril de 2010

Fantasía, Walt Disney

Todo un clásico de la Disney, una colección de interpretaciones animadas de grandes obras de música clásica. En "The Sorceror's Apprentice" Mickey Mouse es un aprendiz de mago que se sobrepasa en sus límites. "The Rite of Spring" cuenta la historia de la evolución, desde los seres unicelulares hasta la extinción de los dinosaurios. "Dance of the Hours" es un ballet cómico interpretado por elefantes, hipopótamos, cocodrilos y avestruces. "Night on Bald Mountain" y "Ave Maria" relata el enfrentamiento entre la oscuridad y la luz.

Doki Descubre los instrumentos musicales

Doki, Discovery kids la mascota, Doki Descubre, los instrumentos musicales, Videos que gustan a bebes y niños pequeños

Whitney Houston

        (Newark, 1963) Cantante de pop y actriz estadounidense. La extraordinaria voz de esta bella cantante ha cautivado a medio mundo cada vez que ha aparecido en público. Tras unos inicios, no muy prometedores, sus productores, que confiaban en su gran talento, decidieron esperar un momento propicio para lanzarla, preparando concienzudamente un disco que acabaría siendo número uno en EE.UU., llamado Whitney Houston. A partir de ese momento el éxito la acompañó en todo lo que emprendió, incluido su debut cinematográfico en la película El guardaespaldas, cuya banda sonora, interpretada por la propia Whitney Houston, fue un récord de ventas en 1992.

Hija de la cantante de Soul Cissy Houston (integrante en su día de The Sweet Inspiration, grupo habitual de las actuaciones o grabaciones de Elvis Presley o Aretha Franklin) y sobrina de la estrella Dionne Warwick, Whitney Houston comenzó a cantar en un grupo de gospel a los once años.
Tras iniciar una prometedora carrera como modelo, su vocación de cantante fue poco a poco imponiéndose, pues colaboró en los coros y segundas voces de las grabaciones de importantes artistas de la talla de Lou Rawls y Chaka Khan cuando apenas contaba quince años y, poco después en las de los Neville Brothers.
Después de intervenir en álbumes de Jermaine Jackson y Teddy Pendergrass, en 1983 firmó un contrato con el sello Arista. Su primer álbum salió al mercado en 1985, con un impresionante éxito (a finales de 1986 había superado ya los diez millones de copias vendidas, cifra jamás alcanzada por el álbum de debut de ninguna estrella).
De ahí en adelante la carrera de Whitney Houston la llevó a convertirse rápidamente en la intérprete de color más importante del mundo. En 1987 volvió al primer puesto de las listas norteamericanas con el tema "I Wanna Dance With Somebody", perteneciente a su segundo larga duración. Antes de comenzar la década de los noventa, la joven Whitney ya había superado un nuevo récord: vender más de 25 millones de copias de sus dos primeros álbumes.
Casada desde julio de 1992 con el también cantante Bobby Brown (1969), en noviembre de ese mismo año se editó la banda sonora del filme El guardaespaldas, película en la que Whitney compartía el papel de protagonista con el conocido actor Kevin Costner. Tanto la película como el álbum (su banda sonora sigue siendo la más vendida de todos los tiempos) se convirtieron en los hitos más importantes de la carrera profesional de la vocalista de Nueva Jersey, la primera mujer que consiguió acceder directamente al número uno de la lista de álbumes de su país. Para entonces ya contaba en su haber con siete primeros puestos en el Top 10 norteamericano.
Las giras internacionales se sucedieron una tras otra. En julio de 1994, junto al instrumentista Kenny G, fue invitada a participar en la ceremonia de clausura del Mundial de Fútbol, retransmitida a los cinco continentes. A finales de 1995 se edita el álbumWaiting To Exhale (Esperando un respiro), banda sonora del filme homónimo, que reunió temas compuestos por Babyface para ser interpretados por Whitney Houston, Toni Braxton, Aretha Franklin, TLC, Chaka Khan, Patti LaBelle, Mary J. Blindge, Brandy, Faith Evans, Chante Moore, SWV, CeCe Winans, Shanna, For Real y Sonja Marie. La película, en la que Whitney intervino como protagonista, se estrenó en los primeros meses de 1996.
No sería su última relación con el mundo cinematográfico. De hecho, en diciembre de ese mismo año se estrenó en Estados Unidos La mujer del predicador, cuya banda sonora original se publicó pocos días antes. El single "Step Bye Step" (compuesto por la conocida Annie Lennox y presentado en radios el 9 de diciembre) sirvió de aperitivo a quince temas, la mayoría en clave gospel, en los que la presencia del Georgia Mass Choir y de Cissy Houston (su madre), acompañada por el Hezekiah Walker Choir, sirvieron para que Houston regresara a la pureza del estilo. No faltan en el disco colaboraciones de Boby Brown y Babyface (productor en el tema "My heart is calling") y en la balada "You were loved", compuesta por Diane Warren. El filme fue dirigido por Penny Marshall y era una nueva versión de La mujer del predicador de 1947.
Una nueva gira internacional, que comenzó en Japón en enero de 1997, demostró que su estatus de estrella seguía intacto, como pudo apreciarse en la cantidad de premios que jalonaban ya su carrera: cinco premios Grammy (tres de ellos en 1994), diecinueve American Music Awards, siete Image Awards, dos Emi, cinco Soul Train Fame y cinco People´s Choice.

Fréderic Chopin

    ¿Sabes que Fréderic Chopin era polonés y que se instalo en París a los diecisiete años? ¿Sabes que aprendió latín, griego, aleman, inglés e italiano al mismo tiempo que a tocar el piano? ¿Y tu? ¿Sabes contar historias al piano o cantando? ¿No has bailado nunca una mazurca polonesa? Escuchando este disco podrías, quizá, algún día ¿convertirte en un gran música!
La infancia y los primeros pasos en el mundo de la música contadas con sensibilidad y acompañadas de dibujos y fotografías. Un recorrido lúdico a través de su música y un CD por libro con la narración del texto y algunos fragmentos musicales de las obras más célebres de este compositor.
Ed. Combel

Descubriendo a Mozart

Iniciación a la música clásica para niños.
Contiene biografía ilustrada del compositor adaptada como cuento infantil.
Todo un mundo por descubrir, el de los grandes compositores, y ahora lo pueden hacer nuestros pequeños de una forma divertida a la vez que didáctica, aprender jugando es la mejor forma.

jueves, 29 de abril de 2010

Sinfonía de despedida- Haydn

Haydn dirigió por primera vez su Sinfonia de despedida en 177, en Eisentadt y ante el principe Miklós. La obra revela expresivamente tanto la audencia compositiva como el particular sentido del humor de su autor. El final es un extenso y lento movimiento, a lo largo del cual los músicos van dejando de tocar y abandona la escena uno tras otro, hasta que sólo quedan el director y un violinista para acabar la ejecución. Según un testimonio de la época, este novedoso y ocurrente recurso fue en realidad un velado reclamo de Haydn a su protector. En palacio habían corrido rumores de que el príncipe pensaba desprenderse de la orquesta, cuyos músicos representaron ante él su propia despedida bajo la batuta de su director. Lo cierto es que los rumores no se cumplieron, no sabemos si por efecto de tal argucia, y la música clásica ganó una de sus obras más originales y representativas.

Inteligencia musical - Mª Luisa Ferreros


Durante los tres primeros años de vida más de 125 millones de neuronas se activan y cada nuevo estímulo refuerza las conexiones que se establecen entre ellas. Como las bases del desarrollo intelectual en la primera infancia son sensoriales y motrices, la música, por su carácter de estímulo multisensorial, se convierte en una poderosa herramienta educativa pues activa procesos que afectan al conjunto del sistema nervioso y estimula los dos hemisferios cerebrales.
• Métodos de estimulación musical: Suzuki, Aschero, Dalcroze, Orff, Kodály y Tomatis
• La música como herramienta para potenciar la concentración y el aprendizaje, así como para prevenir alteraciones en el desarrollo del habla o evitar trastornos del sueño
• Un repaso a la historia de la música y a los beneficios que aporta cada estilo
• Un día musical: propuestas adaptadas para bebés de hasta doce meses y niños de dos a ocho años
Incluye CD con algunas de las composiciones que se utilizan en los diferentes ejercicios del libro.

Backbeat


Backbeat es una película de 1994 que relata los primeros años de la banda de rock The Beatles en Hamburgo, Alemania. La película se enfoca principalmente en la relación entre Stuart Sutcliffe (interpretado por Stephen Dorff) y John Lennon (interpretado por Ian Hart), y además con la novia alemana de Sutcliffe Astrid Kirchherr (interpretada por Sheryl Lee).
La película es generalmente más detallada, tanto en la vida de Sutcliffe como en la historia de los primeros años de los Beatles, más que la película para TV de 1979 Birth of the Beatles, la cual cubre mucho del mismo periodo. Es además un tanto más oscura, con una línea más detallada, y la historia de los The Beatles como tal, sirve de fondo para la historia principal.
El film es basado en el libro "The real life story behind Backbeat - Stuart Sutcliffe: The Lost Beatle" (la verdadera historia tras Backbeat - Stuart Sutcliffe: El Beatle Perdido) por Alan Clayson y Pauline Sutcliffe (ISBN 0-330-33580-4, 1994).
La banda sonora de la película no presenta canciones de los Beatles, pero si los cover de las canciones que tocaron en Hamburgo, escritas y grabadas por otros artistas.

Todas las mañanas del mundo

        Todas las Mañanas del Mundo" cuanta la vida de dos personajes reales, músicos franceses del siglo XVII, que encarnan dos maneras posibles de transitar el espinoso camino del arte. Uno de ellos es el maestro de viola da gamba Sainte Colombe, un verdadero genio de su instrumento y de la composición, que desde la muerte de su esposa vive alejado del mundanal ruido y se encierra para tocar y componer en una cabaña de troncos, negándose insistentemente a acudir al llamado de la Corte, donde se lo requiere como músico estable. El otro es Marin Marais, un joven de grandes condiciones para la música, que persistentemente aboga por lograr ser aceptado como alumno de Sainte Colombe, aunque sus ideas se hallen en las antípodas de la filosofía de su maestro, Marin Marais concibe a la música como vehículo para triunfar y no vacila en buscar empeñosamente un ingreso a la corte, como forma de lograr ascenso social.

miércoles, 28 de abril de 2010

Un asunto de narices

Cuenta Nicolás Sloniimsky que cierta vez Mozart desafió a Haydn a que interpretara de corrido una pieza que acababa de componer. Haydn se sentó al piano con una sonrisa de paternal suficiencia, inicio la ejecución de la partitura y, de pronto, se detuvo abruptamente. El manuscrito mostraba una nota que correspondía en el centro del teclado, mientras la mano derecha debía tocar un triple agudo y la izquierda un bajo profundo.
-¿Nadie puede tocar esto con dos manos! -exclamo el maestro incorporándose. 
-Yo puedo - Dijo Mozart, tan tranquilo-, es muy fácil.
Se sentó frente al teclado y repitió la ejecución de la pieza. Al llegar al momento conflictivo, se inclinó rápidamente y tocó la nota central con la nariz.
-Es verdad, resulta fácil -Admitió Haydn-, ...si se tiene una nariz como la tuya.

martes, 27 de abril de 2010

Summer - Joe Hisahisi

        Banda sonora de la película El verano de Kikujiro. La película trata de Masao es un niño de nueve años al que le toca pasar las vacaciones de verano con su abuela. se acabaron los partidos de fútbol, ya que todos sus amigos se han marchado a la playa. Aburrido, Masao decide ir en busca de su madre, a la que no conoce. Con una fotografía y una dirección como únicas referencias, y muy poco dinero, el plan parece condenado al fracaso. Una amiga de su abuela propone que su marido le acompañe. El problema es que el desaprensivo Kikujiro, un antiguo yakuza, no parece precisamente la compañía ideal para un niño, aunque, nunca se sabe
La banda sonora esta compuesta por Joe Hisahisi, aqui os dejo una del las partituras de este compositor japones del tema principal de esta película. Ver partitura. (VER PARTITURA), (VER VIDEO)

lunes, 26 de abril de 2010

Descubriendo a beethoven

         Iniciación a la música clásica para niños.
Contiene biografía ilustrada del compositor adaptada como cuento infantil.
Todo un mundo por descubrir, el de los grandes compositores, y ahora lo pueden hacer nuestros pequeños de una forma divertida a la vez que didáctica, aprender jugando es la mejor forma.

Farinelli

Relato de la vida de Carlo Broschi, célebre castrado que triunfó en la ópera en el XVIII. Con 32 años y en la cumbre del éxito, Farinelli, artista que en el siglo XVIII ennobleció el arte del canto, se retira misteriosamente para dedicar en exclusividad al rey Felipe V de España su prodigiosa voz. Doce años antes, Farinelli y un virtuoso trompetista miden su destreza musical en una plaza repleta de curiosos. El joven cantante impone con facilidad su voz pura y perfecta. El público, entusiasmado, le aclama. Haendel, el compositor oficial de la corte de Inglaterra, que ha asistido a la representación oculto en su carroza, propone a Farinelli que vaya a Londres. Este encuentro supone el inicio de una relación marcada por el odio y la admiración mutua. Tras rechazar las propuestas de Haendel, Farinelli recorre Europa junto a su hermano y compositor Ricardo. En el transcurso de estos viajes, este hombre, cuya voz es capaz de suscitar las emociones más insospechadas, comparte con su hermano, siguiendo un ritual, las mismas mujeres: Farinelli las seduce y Ricardo culmina el acto.

Farinelli el castrado (la pelicula) fragmento de el aria de la opera "Rinaldo" de Handel

Franz Liszt

Franz Liszt (Ferenc Liszt, en húngaro) (Raiding, Hungría, Imperio Austríaco, 22 de octubre de 1811 - Bayreuth, Baviera, 31 de julio de 1886) fue un pianista y compositor húngaro romántico.
Liszt es el creador del poema sinfónico, forma típica del romanticismo, y de la moderna técnica de interpretación pianística. Es autor de una importante obra para piano (rapsodias húngaras, estudios, preludios, etc.), de tres conciertos para piano y orquesta y también de una extensa obra orquestal.
Liszt comenzó su formación pianística a manos de su padre Ádám, a la edad de 6 años. Ádám se dio rápidamente cuenta del talento de su hijo y consiguió fondos de la nobleza para la educación del joven prodigio en Viena a manos de Karl Czerny, díscipulo de Beethoven y estudió composición con Antonio Salieri. Ádám había intentado previamente que Hummel fuese profesor de Ferenc pero los honorarios de éste eran demasiado para la familia Liszt. Czerny aceptó dar a Liszt clases gratuitas de forma diaria.
En 1823 se traslada a París y al acudir al conservatorio de la ciudad es rechazado por el director del centro, Luigi Cherubini, por la norma que él mismo había instaurado y que sólo permitía estudiar en el conservatorio de París a ciudadanos franceses (siendo él italiano). Este hecho provocó que Liszt y muchos otros no pudiesen entrar en el conservatorio y con él tiempo influenció en la debilitación de París como núcleo musical romántico trasladándose éste hacia Alemania.
En París asistió a un recital del virtuoso del violín Nicolo Paganini, en 1831, impresionado por su técnica y presentación surgió en él la idea de revolucionar la técnica pianística. Liszt pasó años estudiando las posibilidades del piano del mismo modo que Beethoven lo había hecho en su juventud pero con un piano mucho más moderno y que evolucionaba año tras año sobre todo gracias a la investigación que la manufactura Érard dedicaba al instrumento con colaboración de pianistas y músicos de relieve como el propio Ferenc.
Liszt mantuvo una relación estable con la condesa Marie d’Agoult entre 1834 y 1844, con la que tuvo dos hijas y un hijo. Su hija Cosima llegaría a ser más tarde la esposa de Hans von Bülow primero y de Richard Wagner más tarde. En 1847 empezaría su segunda relación amorosa importante con la princesa Caroline von Wittgestein.
Entre 1840 y 1847 Liszt decide hacer giras de conciertos. En 1840 además inventa el recital de piano tal y como lo conocemos hoy en día. También empieza vagamente a desarrollar su faceta como director de orquesta. Sus viajes le llevan a conocer prácticamente toda Europa llegando a ciudades tan distantes como Sevilla y Moscú.
En 1847 Liszt aceptó el puesto de director musical del Duque de Weimar, aunque anteriormente ya había sido nombrado maestro de capilla para eventos extraoficiales y abandonó su carrera como virtuoso del piano. En los años en Weimar se centra en desarrollar
su faceta compositiva y de esta época destacan entre otras su Sonata en Si menor para piano, sus poemas sinfónicos, su Missa Solemnis, la Fantasía y Fuga sobre el nombre de Bach y la revisión y edición final de numerosas obras como los Estudios de ejecución Trascendente o sus 2 conciertos para piano y orquesta.
En 1859 Liszt recibió en Roma las órdenes menores, pero nunca llegó al sacerdocio por la dedicación que éste cargo le hubiese exigido.
En los años 60 y 70 Liszt pasa la mayor parte de su tiempo componiendo obras corales y realizando cursos de impartición gratuita a un grupo muy selecto de músicos entre los que podemos destacar a Rosenthal, d’Albert o Sauer. A pesar del extendido tópico, Albéniz nunca fue alumno de Liszt. Ni tan sólo llegaron a conocerse. Liszt pasó los últimos años de su vida nuevamente en Weimar (entre 1869 y 1886). Retoma una intensa vida de viajes haciendo sus últimos conciertos y la composición de sus últimas obras que ya en esta época se encontraban en un estilo atonal muy alejado de sus primeras composiciones clásicas. Destacan como obras representativas de este período «Nuages gris» o la «Bagatela sin tonalidad»
Liszt murió a los 75 años de edad en Bayreuth, durante el festival anual que Wagner (que había muerto en 1883) había creado.

 

David Helfgott Rapsodia Húngara # 2.


sábado, 24 de abril de 2010

Brahms, Johanes

Johannes Brahms (7 de mayo de 1833 - 3 de abril de 1897) fue un pianista y compositor alemán de música clásica del romanticismo.
Nació en Hamburgo, hijo de Johann Jakob Brahms un contrabajista, que le dio sus primeras lecciones de música y Hersika Cristina Nissen. Pronto Brahms se reveló como pianista aventajado, por lo que, siendo aún adolescente, contribuyó a los gastos familiares con el dinero que ganaba impartiendo clases, tocando el piano en restaurantes, bares, e incluso burdeles.
Brahms dio recitales de piano en público pero no tuvo el éxito deseado, aunque más tarde tocaría él mismo en los estrenos de sus dos Conciertos para piano. Comenzó a componer y durante un tiempo tampoco consiguió que el público mostrase interés por sus obras. En 1853 realizó una gira de conciertos con un músico afamado en aquella época. Durante el viaje tuvo ocasión de conocer a Franz Liszt y a Robert Schumann. Este último, además de compositor era editor de una revista prestigiosa de música, y atrajo la atención de los críticos y empresarios de música sobre el joven Brahms, lo que contribuyó notablemente a que Brahms se convirtiese en un compositor conocido y apreciado.
Aunque la relación entre Robert Schumann y Brahms duró hasta el fin de los días de Schumann, el vínculo más destacable fue el que tuvo con la esposa de éste, Clara Schumann, una pianista reconocida en aquellos momentos, compositora también y con la que estableció una larga y profunda amistad que tuvo rasgos de amor platónico. Brahms solía presentarle a Clara sus obras antes de estrenarlas; muchas veces Clara Schumann fue la encargada de estrenar algunas de las obras pianísticas de Johannes. Nunca se llegó a aclarar la relación entre ambos a pesar de producirse un distanciamiento del que no se conocen los motivos.
Traslado a Viena
En 1862 Brahms se instaló con carácter definitivo en Viena, donde se dedicó por completo a la composición. Durante casi 30 años compuso obras musicales que han llegado a formar parte del repertorio esencial de la música clásica romántica, y que ya durante la vida de Brahms fueron acogidas muy favorablemente, de forma que se le consideró como uno de los grandes compositores de su época. Su primer éxito importante lo tuvo con Un Requiem alemán, una gran obra coral. La acogida dispensada por el público le animó a iniciar la composición de su Sinfonía nº1, que tardó diez años en escribir. Acabada en 1876, compuso sus otras tres sinfonías en el transcurso de los ocho años siguientes.
A la edad de 57 años Brahms decidió abandonar la composición. Sin embargo, no fue consecuente con su decisión, ya que unos años antes de su muerte compuso todavía algunas de sus mejores obras, como las dos Sonatas para clarinete y las cuatro Canciones serias.
Muchos han considerado a Brahms como sucesor de Beethoven, y su primera sinfonía fue apodada décima sinfonía de Beethoven. Además de las ya citadas obras, compuso otras también muy apreciadas, como el Concierto para violín y diferentes Variaciones, género que cultivó con especial maestría. Fue prolífico en la composición de música de cámara y de piezas para piano sólo, así como de Canciones.
Como la mayoría de los compositores románticos, Brahms veneraba a Beethoven, quien ejerció una marcada influencia en él. Pero también sintió una gran admiración por los grandes compositores de la época clásica, Mozart y Haydn. Coleccionaba primeras ediciones de sus partituras y autógrafos, e incluso editaba partituras de las obras que se representaban habitualmente. Su identificación con la música del periodo clásico fue tanta que incorporó a muchos movimientos de sus obras las formas de aquella música. Por ello a Brahms se le considera el más clásico de los compositores románticos.
En su trabajo Brahms fue un perfeccionista. Una muestra de ello es el hecho de que tardase tantos años en acabar su primera sinfonía. Algunos expertos opinan que esa sinfonía en realidad no fue la primera, ya que la primera no había llegado a salir a la luz por no sentirse Brahms satisfecho con ella. Lo que es cierto es que Brahms rompía con cierta frecuencia nuevas composiciones que no estaban a la altura de sus exigencias.
Como persona Brahms fue amante de la naturaleza. En sus paseos por los bosques que rodean Viena llevaba siempre caramelos que repartía entre los niños. Hacia los mayores era más bien hosco, aunque sus amigos le apreciaban sinceramente. Brahms nunca llegó a casarse. Murió a los 64 años de edad en Viena, como consecuencia de un cáncer de hígado.



 Evgeny Kissin toca intermezzos Brahms op.118 1,2. En festival de Verbier 2007.

Bemol Pispante- Un ratón en el piano

         El pequeño Bemol es considerado un chiflado por el resto de los ratones de la casa porque ha decidido vivir oculto en un piano. Aunque le apartan del lugar para evitar que descubran a todos, Bemol sabe que el pianista no puede tocar ya su melodía preferida sin su pequeña pero imprescindible ayuda. Unas ilustraciones realizadas en ordenador nos acercan con primeros planos a los ocultos rincones de una casa. Incluye un glosario de vocabulario musical y un CD con la composición que toca el pianista en la historia.


Texto: Antonio Amago.Ilustraciones: Nuria Rodríguez.
Editorial: Siete Leguas Ediciones / Barcelona, 2005 )

Levantarse y empezar el día

La música adecuada para los primeros momentos de la mañana, para despejarse poco a poco, reunir fuerzas y levantarse de la cama, llevar a cabo innumerables tareas que les esperan antes de salir de casa hacia el trabajo, escuela, universidad... Música que les sugiera algo para realizar mejor este tipo de actividades y que no estorbe ni haga falta escucharla atentamente, pero que a la vez dé 
energía, orden y ayude quizás, a reflexionar un poco.


Empezar un nuevo día con un espíritu positivo no excluye los momentos de reflexión, al contrario, podemos necesitarlos. Nada mejor que unos breves momentos de íntima reflexión antes de levantarse, incluso antes de incorporarse.
 Nunca usar música trepidante, estruendosa o brutal, ni tampoco música estimulante. Por las mañanas tenemos que ser amables con nosotros mismos y con el mundo, sentirnos alegres y serenos.
   La música de cámara de los maestros barrocos es idónea para empezar el día de forma relajada y ligera.
Recomendaciones:
Vivaldi: Cualquier obra

Bach: Conciertos para clavicémbalo, conciertos de branderburgo.

Schubert: la serenata Leise flehen meine Lieder del canto de los cisnes nº4
Boccherini: quintetos con guitarra
Mozart: Cuartetos para flauta, concierto para clarinete, concierto para flauta y arpa.
Stamitz: Conciertos para flauta
Corelli: Concerti grossi.

La musicoterapia en el embarazo

Estimular al bebé a través de la música, además de reducir la ansiedad de la mamá en esta etapa, mejora la relación entre ambos durante el embarazo.
Algunas melodías como las instrumentales ayudarán al niño en gestación a desarrollar sus ondas cerebrales y su sistema nervioso, estimulando de esta manera el aprendizaje auditivo, la preparación verbal, musical y la memoria.

Durante este proceso, la mujer combinará actividades de relajación que sensibilizará su propio cuerpo y entrará en estado íntimo con su hijo. Esto permitirá reducir los niveles de ansiedad y los temores en esta etapa de la vida.
Los bebés que han recibido la influencia de la música de una manera secuencial y ordenada desde la gestación aceptan mejor la lactancia materna, comen y duermen mejor y lloran menos.

La estimulación prenatal auditiva ayuda a mejorar concentración así como la coordinación y la creatividad del niño por nacer.

 En la madre, promueve la autoconciencia del su propio cuerpo y de sus sensaciones durante el embarazo. La música ayuda a conectar tanto con el bebé como con ella misma favoreciendo que pueda disfrutar plenamente de su embarazo.


Las sesiones de musicoterapia en el embarazo suelen desarrollarse una vez por semana dirigidas por un profesional, pueden ser individuales o en grupo. Igualmente, los padres pueden armar sus propias sesiones privadas colocando música en casa (se vende música especial para el bebé por nacer) propiciando un ambiente tranquilo que les permita conectar con el bebé. El sonido de los instrumentos que están en frecuencias más agudas provoca una vibración en la cadena de huesecillos del aparato auditivo del bebé que le permite oír ese sonido. Y los de frecuencias muy baja y grave son los que más se perciben, pero no los que más se oyen, ya que los atenúa la pared abdominal que sí deja pasar su vibración, permitiendo que se sientan. Los sonidos de los instrumentos de cuerda son los que más se oyen. El violín se oye, pero no provoca vibración en el embrión o feto; en cambio el violonchelo se oye y además provoca vibración. El sonido del arpa no provoca vibración a través del líquido; sin embargo, el bebé en el útero puede oír su sonido y la mamá puede relajarse, ya que tiene la virtud de armonizar, tranquilizarla. Podríamos decir que el bebé por nacer, le causa tanto placer como a un adulto oír las gotas de lluvia sobre un techo. Estudios científicos han demostrado que la música de Mozart tiene influencia en el comportamiento de los bebés, proporcionándoles mayor desarrollo intelectual y creativo. Recomendaciones: 
 Vivaldi: Especialmente las Cuatro estaciones, el concierto en Re para Guitarra o el de oboe y violín.
Bach: Los Conciertos de Brandenburgo (incluido los allegros), Suites Orquestales, El libro de Ana Mª Magdalena (preferiblemente interpretado al piano en lugar de clave), conciertos para violín 1041, 1042 y 1043, conciertos para oboe 1053, 1055 y 1059, y Corales de las cantatas.
Mozart: Muchas de sus obras, las más tranquilas. Buscar en ellas lo que inspire, como los conciertos de piano, especialmente nº 21.
Händel: "Concierto para Arpa en Si bemol mayor".
Tchaikovski: "Suite Cascanueces"
Temas como Para Elisa o Claro de Luna de Beethoven, el resto de su obra es demasiado acelerada y con sobresaltos.
También los cantos Gregorianos pero en audiciones cortas pues a pesar de que inducen a la meditación y al misticismo también pueden llegar a cansar e incluso agobiar por su monotoneidad.

Musicoterapia

   Dicen que la música es el lenguaje universal, pero no solo eso. La música tiene energía, alma de quien lo interpreta, tiene color y forma, tiene un mensaje tan poderoso que puede mover a miles de personas a la vez. El ser humano siempre a necesitado de  la música para llenar sus vacíos, para recordar, para meditar a la luz de la luna, para enamorar al que más queremos. Es lo maravilloso de la música la fuerza que tiene pero lo más increíble es su poder curativo, como una sencilla melodía nos puede relajar, una canción animada nos puede alegrar una tarde triste de invierno, una melodía te puede sacar de una oscura depresión.
           En esta página iré añadiendo consejos para que podáis poner en práctica la musicoterapia y beneficiaros de su poder.

Chopin de pequeño

                Se cuenta que de bebé lloraba incontroladamente con el sonido de la música. De pequeño, cariñosamente la familia le llamaba Frycek (Fede). Era un chiquillo de claros ojos castaños, rostro fino y cabellos rubio ceniza. Cuando empezaba a andar se le encontraba agazapado bajo el piano para así oír mejor la vibración de las cuerdas. Se cuenta que una noche, cuando tenía cuatro o cinco años, la criada le vio bajar de la cama, dirigirse al salón y tocar sobre el clavicordio las piezas predilectas de su madre. La criada se lo contó a Justyna y ésta tras escucharlo durante un buen rato se le acercó y le dijo:
“Está muy bien, Frycek pero ahora debes acostarte”. El chiquillo contestó:
“Perdón, mamá, lo hacía únicamente para poder tocar por ti cuando estés cansada.”